miércoles, 28 de septiembre de 2016



Como contesta la hierba.
Como salta un insecto al vacío de los días.
No alcancé ese pez del cielo.
No viví sin morir.
No le acerté a nada más que a la vida.

No he podido amar sin irme.




martes, 12 de julio de 2016




Nunca se vuelve a ser el mismo cuando se retorna del dolor, cuando se ha cruzado un tupido bosque para comprender la más superficial de las heridas, cuando un río ha salido desbordado como la cabalgata de mil pájaros obligados al vuelo por un incendio hambriento. Cuando la arena ha levantado una tormenta tan sedienta de caos que casi se ha convertido en una tromba que quisiese histérica arrastrar al cielo, cuando el mar pareciera agitarse para hundir las velas, los faros y los gritos de los miserables, cuando la lluvia rasguña la puerta con sus patas de perro. Nunca se vuelve a ser el mismo. Como un camino jamás podría después de un derrumbe.

Vuela, 2016 (todos los derechos reservados)